El tegumento de psyllium rubio o la cáscara de la semilla de Plantago ovata, Es una pequeña planta herbácea nativa de Asia, de la región del Mediterráneo y del Norte de África, donde se le conoce como Ispaghul, se desarrolla en suelos arenosos y enlodados.
La India suministra un 85% del psyllium disponible en el mercado mundial siendo los Estados Unidos el mayor consumidor de psyllium en el mundo.

La cascara de las semillas de psyllium (Plantago ovata) es una excelente fuente no calórica de fibras (ocho veces mejor que el salvado de avena) tiene una larga historia de uso en la medicina y en la fisioterapia y sus propiedades medicinales vienen corroboradas por cientos de estudios científicos.La planta de Psyllium, Plantago Ovata
El psyllium es la mejor de las fibras y todos sus magníficos beneficios para la salud se deben a que tiene la más alta concentración en mucílago causando un efecto único en el metabolismo y en el sistema digestivo, gracias a ello ayuda a mantener una eliminación intestinal sana y regular, da consistencia a las heces, estimula el peristaltismo, facilita el tránsito intestinal y contribuye a normalizar los niveles sanguíneos del azúcar y del colesterol, es considerada una planta especial en referencia a las patologías agudas intestinales (colon irritable, estreñimiento, heces líquidas o semilíquidas, diverticulitis, colitis ulcerosa, hemorroides, úlceras…) patologías que hoy en día sean convertido en unos de los problemas de salud más comunes.
Hemos llegado a tal situación debido a nuestros hábitos alimenticios nada saludables para el sistema digestivo; nuestra alimentación es desequilibrada, desvitalizada y demasiado cocida, lo que elimina las enzimas, las vitaminas, la fibra y la clorofila contenidas en las verduras crudas; a este problema hay que añadirle la abundancia de aditivos alimenticios más o meno peligrosos y el consumo excesivo, casi generalizado de medicamentos, la sobre exposición a los contaminantes ambientales y alimentarios, los elementos industriales, el exceso de cafeína o de alcohol, el estrés, la falta de ejercicio, la presencia de antibióticos produce un estado de toxicidad crónica. Hábitos que sin duda van destruyendo poco a poco nuestra flora intestinal.

Un colon sano es la primera línea de defensa del organismo.  La toma regular de fibras ayuda a controlar estos efectos aceleran el tránsito de la mucosidad, eliminan las toxicidades, los desechos metabólicos y permiten conservar un colon sano y una flora intestinal funcional. El psyllium está compuesto casi exclusivamente de mucílago que actúa en el intestino como una esponja pasando suavemente por las paredes del intestino, adsorbiendo y expulsando las sustancias toxicas del colon, su acción es puramente mecánica, el organismo no lo asimila: se puede por lo tanto utilizar continuamente sin ningún riesgo de dependencia o de toxicidad.

Desde 1997, la FDA americana autoriza a los distribuidores de psyllium a mencionar la correlación inversa entre consumo de fibras solubles y riesgo de enfermedad coronaria. Tomando en cuenta su bajo coste y sus múltiples beneficios, la toma diaria de 56 gr de psyllium es una buena recomendación.

Otra propiedad muy interesante del psyllium es que es el sustituto perfecto del gluten en panificaciones y repostería para celiacos y para todo aquel que haya decidido eliminar el gluten de su alimentación.
Gracias al mercado Gluten free, el psyllium va adquiriendo una gran relevancia en el sector de la alimentación sana.

¡Los que prueban el psyllium rubio se alegran de ello!
 

NO ESPERES MAS, ¡PÍDALO YA!